Novedades

Tecnología e inclusión - desde la UTN hasta el G20

Tecnología e inclusión - desde la UTN hasta el G20

15/09/2020 |  Por Antonela Calloni - GRUPO CIPI 4.0  -   Este año en noviembre, se cumplirán dos años desde que Argentina fue sede de la Cumbre del G20 en 2018. Pero… ¿Qué es el G20? ¿Por qué hubo tanto alboroto por esta cumbre?

El G20 es el principal espacio de deliberación política y económica del mundo. En conjunto las entidades políticas representadas en el G20 reúnen el 66 % de la población mundial y el 85 % de la economía mundial. Este grupo nació en 1999, motivado por el reconocimiento de que los principales países emergentes no estaban adecuadamente representados en los organismos financieros internacionales.
En ese mismo año pero en marzo de 2018 empezaba mi carrera en Ingeniería en Sistemas de Información en la UTN Facultad Regional San Francisco. En ese entonces, tenía muchas preguntas en mi cabeza, sobre si la ingeniería era para una mujer, sobre el avance de las tecnologías y su impacto en el ambiente, sobre la desigualdad en nuestro país y en el mundo, sobre si iba a tener trabajo en un futuro y cómo sería ese trabajo, sobre si podría abrirme camino en una facultad en donde la mayoría de los cargos de poder son ocupados por hombres. Pero por sobre todo, ¿Podría mezclar mis dos pasiones y seguir desarrollando mi lado social junto con mi lado lógico y tecnológico?
Un poco antes de esta cumbre, en octubre de 2018, me encontraba en Buenos Aires, participando de una cumbre de mujeres jóvenes paralela al G20, denominada “Girls20 Summit”, cuyo objetivo es colocar a las mujeres jóvenes en el centro de los procesos de toma de decisiones a través de la elaboración de un documento con recomendaciones (posteriormente entregado al Sherpa argentino, nuestro representante ante el G20) en nombre de las mujeres jóvenes de estos 20 países participantes de la cumbre.
¿Qué temas preocupan hoy a las mujeres jóvenes en el mundo? En el marco del empoderamiento que están viviendo las mujeres en Argentina y en el mundo también, tratamos tópicos como inclusión digital, salud, representación, seguridad, empleo y emprendedurismo, entre muchos otros. ¿Por qué hacer hoy énfasis en estos temas? Porque hoy más que nunca, en un contexto de pandemia mundial con la necesidad de cooperación entre países y de comunicación entre las personas, vemos la gran influencia que están cobrando las tecnologías de las comunicaciones en nuestras vidas.
Hoy por hoy, las redes sociales por ejemplo, permiten un nivel de libertad de expresión y de alcance social jamás imaginado. Es en este contexto y a través de estos medios, que el papel de la mujer en la sociedad ya está siendo reevaluado. ¿Por qué? Porque somos minoría en los cargos decisivos en ámbitos tanto públicos como privados, y nuestra influencia y participación en la creación de productos tecnológicos de los que luego seremos usuarias, es de un 15% o un 20%, cuando en realidad somos el 50% de la población.
¿Se imaginan que todo lo que consumimos en tecnologías, tanto dispositivos móviles y computadoras, como redes sociales y sitios web, todo esto lo estén diseñando prácticamente sólo hombres? Actualmente, a nivel mundial las cifras apuntan a que existen 1.3 billones de mujeres usuarias de internet versus 1.5 billones de hombres. En los países desarrollados esta diferencia es de sólo 2% y aumenta a 16% en los países en vías de desarrollo. Aspectos tales como acceso a equipos y plataformas tecnológicas, desarrollo de destrezas digitales y tiempo destinado a uso de tecnologías son algunos de los temas donde la diferencia de oportunidades de género continúa evidente.
La actual falta de representatividad femenina en áreas como las TICs, es un problema cultural que está en vías de cambio. Existe una necesidad de perspectiva de género e innovación en el área de las tecnologías. Tenemos que empezar a pensar en las ventajas de poner a las mujeres en los altos cargos y en utilizar sus habilidades y su forma de pensar para tomar mejores decisiones y realizar políticas y leyes que tengan en cuenta a la mayor parte de la población posible.
¿Cómo logramos esto? Por dar un ejemplo, en la carrera Ingeniería en Sistemas de Información en UTN, las mujeres somos un 17% del total de los estudiantes (según el conteo de estudiantes en la UTN en el año 2017), y uno se pregunta ¿por qué? En charlas con diferentes mujeres pioneras de la Ingeniería en Sistemas en Argentina, revelan que en sus inicios ingresaban 50% de hombres y 50% de mujeres.
¿Entonces? Apuntemos como mujeres a aumentar nuestra participación en estos espacios que son de vital importancia para definir nuestro futuro en la sociedad. En un contexto en donde se vuelven cada vez más reales algunos conceptos como Industria 4.0 (con las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en una era digital) y Sociedad 5.0 (referido a la generación de conocimiento a través de las máquinas y la Inteligencia Artificial, al servicio de las personas); debemos llegar a los niños y niñas nacidos como nativos digitales, y proponerles la oportunidad de desarrollarse en estas áreas y de poder aprender y descubrir de manera sana y segura las infinitas posibilidades que las nuevas tecnologías nos ofrecen.
Después de esta cumbre estoy mucho más convencida de que tomé la decisión correcta de estudiar Ingeniería en Sistemas, porque los ingenieros hacen eso, resuelven problemas para mejorar la calidad de vida de las personas, es decir, tienen un fin social. A través de la tecnología, la informática y la innovación se pueden lograr verdaderos cambios en la sociedad y en las vidas de las personas. Y la EDUCACIÓN, en especial, la EDUACIÓN PÚBLICA, es la herramienta más importante para dar solución a los problemas sociales; y los jóvenes motivados a ser líderes comprometidos, pueden transformar la realidad de sus comunidades. Porque el éxito no es cuán alto pueda llegar uno en una empresa o la cantidad de dinero que pueda ganar, sino la cantidad de personas y vidas que pueda afectar de forma positiva.


© 2020 - UTN Facultad Regional San Francisco